Lo sabemos, esta noche tampoco has dormido, y no por haber estado de fiesta o tomando cervezas en una terraza. No has dormido por el calor insoportable que azota España en verano. El ventilador no te vale para nada, y si enciendes el aire acondicionado, al día siguiente te levantarás con la voz del “Padrino”. La temperatura perfecta para dormir está entre los 18 y los 22 grados, pero en verano, las altas temperaturas ocasionan problemas de sueño, incluso en personas que nunca han tenido dificultades para dormir. Entonces ¿Qué puedes hacer? En Peter Fun tenemos la solución a tus problemas. Venga va, te los contaremos:

Climatizar antes que remover el aire. Es más conveniente ventilar la habitación y encender el aire acondicionado horas antes de irse a dormir para bajar la temperatura de la sala. En ningún caso debes dejar el aire encendido toda la noche si no te quieres levantar con las anginas como dos pelotas de tenis.

El ventilador es una buena opción, pero no lo dirijas directamente a ti como si fueras Beyoncé. Dirígelo hacia la ventana para sacar el aire caliente de la habitación.

 

Si te comes un cordero asado entero para cenar, tus probabilidades de dormir esa noche son escasas. Al comer ligero y fresquito, facilitarás la conciliación del sueño.

Otro truco es utilizar sábanas de algodón. Deja el satén, la seda o las sábanas de poliéster para el invierno. En verano opta por sábanas de colores claros de algodón ligeras. Permiten que la piel transpire mejor y son perfectas para promover la ventilación y el flujo de aire en la habitación. Puedes meterlas un ratito en el congelador antes de irte a dormir para que estén más frías, pero siempre en una bolsa hermética ¡Que no se mojen!

Ya tienes todo preparado, ahora apaga las luces y aparatos electrónicos. Todas las bombillas, incluso las de bajo consumo y los aparatos electrónicos, generan calor.

¿El último truco? Venir a Peter Fun Summer Camp. Tendrás todo lo que necesitas para no pasar ni gota de calor: piscina, un lago impresionante y barra libre de bebidas (si… sin alcohol también) para mantener la temperatura a raya. Si se sube la temperatura por otros motivos, ya no nos hacemos responsables…